Inflación vs. deflación

La inflación es el aumento desmesurado de los precios en los bienes y servicios. Y la deflación es cuando disminuyen de manera acelerada

En una ocasión hemos ido una o varias veces al supermercado a comprar nuestros alimentos, pero te has fijado que cada vez  puedes comprar menos con la misma cantidad de dinero, así que, ¿cuál es la razón principal por la cada vez nos alcanza para menos?, este incremento sucede por un fenómeno económico llamada inflación que es el aumento desmesurado de los precios en los bienes y servicios, pero si sucediera lo contrario, es decir que los precios disminuyan de manera acelerada, a este suceso se le llama deflación y ¿cuál es la diferencia entre inflación y deflación?, a continuación te lo explicaremos de forma sencilla y fácil de comprender.

Inflación

Anteriormente mencionamos que la inflación es el incremento acelerado de los precios de bienes y servicios, pero otro significado que podemos encontrar de la inflación es la siguiente: “la impresión masiva de papel moneda”; ambas definiciones son correctas, esta última que acabamos de comprender, su principio fundamental es la ley de la oferta y la demanda, analicemos el siguiente ejemplo: Susana dirige una taquería, ella cada semana acude a la central de abastos a comprar carne de res, Susana paga $30.00 pesos por kilo por la compra de mayoreo, pero el gerente de la central de abasto le notifica a Susana que el siguiente mes se actualizará el precio del kilo de carne que será ahora de $50.00 pesos, la pregunta aquí es ¿por qué me aumentaron el precio del kilo? y ¿cuál fue su causa?, antes de contestar estas interrogantes es importante tener en consideración que la política monetaria está establecida por el Banco de México (BANXICO) cuya principal función es salvaguardar el valor del peso mexicano ante la inflación, además de la impresión y circulación de la moneda nacional en cada una de las 32 entidades del país, entendido lo anterior si un Banco Central decide emitir mayor cantidad de papel moneda sin estar respaldado por un activo subyacente (en este ejemplo sería la carne de res) provoca inflación porque hay más moneda local en circulación, pero la misma cantidad de carne, por lo que las tiendas locales o las grandes compañías tienden a subir los precios, si lo analizamos desde otra perspectiva, es decir que BANXICO no ha emitido papel moneda se forma una inflación de demanda, qué quiero decir con ello, que las empresas tienen que producir a un ritmo mucho mayor que el habitual para cumplir las necesidades del cliente y no haya escasez, lo que provoca que se incremente el precio de los activos subyacentes.

En conclusión podemos decir que la inflación provoca que el consumidor disminuya sus hábitos de consumo y en consecuencia que no circule efectivo, pero si volvemos a analizarlo desde la perspectiva de un negocio, también se ve afectado porque en sus estados financieros se apreciara un incremento en sus costos de ventas, esto último hace referencia al costo que pagamos para producir el producto final, por lo que si se incrementa ocasionará que la utilidad bruta (utilidad antes de impuestos) y la utilidad neta (utilidad después de impuestos) se vea disminuida y en consecuencia las empresas recurren a reestructurar el esquema de su organización, conocido también como un “recorte de personal” entonces, ¿una situación deflacionaria ayudaría a establecer la economía en un país?, a continuación vamos a estudiarla en los siguientes renglones.

Deflación

La deflación es la contraparte de la inflación, esto quiere decir que existe una excesiva oferta de algún bien o servicio pero poca demanda, esto se traduce a que el consumidor no compra ese bien a pesar del exceso de oferta, cuando ocurre esto los precios empiezan a disminuir aceleradamente para poder atraer el consumo de su producto porque está a un precio mucho más “barato”, pero esto no es así, a lo mejor tú como consumidor visualmente sí lo aprecies de esa manera, pero la realidad de lo que sucede es que ese bien o servicio se “devalúa” con el supuesto de conseguir un “precio atractivo”. Vamos a explicarlo a través de un ejemplo, imaginemos que son épocas de lluvias y extremos fríos, y el Sr. Juan administra un fábrica que vende ropa para playa y cuenta con un equipo de 50 trabajadores, cada unidad la vende a un precio de mayoreo de $50.00 pesos, aquí la situación es que durante esas épocas de fríos y lluvias el consumidor dirige su gasto hacia la compra de abrigos, sombrillas e impermeables, por lo que el costo de estos utensilios tiende a subir de precio por su alta demanda, mientras que la ropa de playa se verá obligada a disminuir su precio por el exceso de inventario, en inglés se le conoce como stock, en esta fase la empresa recurre a la estrategia de las “ventas de fin de temporada”, cuando no se logra cumplir con las ventas deseadas por parte de la fábrica de ropa de playa, también las empresas recurren a reestructurar el esquema organizacional, nuevamente el famoso “recorte de personal” por lo cual incrementa la tasa de desempleo.

En conclusión tanto una situación inflacionaria o deflacionaria no ayuda a la estabilidad de un país, por lo que es importante siempre nosotros como consumidores hacer un uso responsable de nuestro dinero, además con la finalidad de mantener una política monetaria estable los Bancos Centrales deben tener una meta fija de inflación y deflación, en el caso particular de México, BANXICO establece una meta fija del +/- 3.00%.

Te puede interesar: 5 estrategias para maximizar tus ingresos y alcanzar la independencia financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TruCapitals-Logo-Blanco
Somos una sociedad anónima promotora de inversión (S.A.P.I.) conformada bajo un equipo experto en finanzas, actualmente establecidos en Tijuana, con oficinas en Ciudad de México y Nueva York, dedicados a generar beneficios mediante sistemas disruptivos, logrando conectar a nuestros usuarios con sus metas en menor tiempo.

Todos los derechos reservados. TruCapitals@ 2024. Aviso legal

×